lunes, 7 de diciembre de 2009

¿SE PUEDE PREVENIR EL SÍNDROME DE DOWN?

¿SE PUEDE PREVENIR EL SÍNDROME DE DOWN?


No es posible saber antes de la concepción si una pareja tendrá un hijo con SD. Una vez formado el feto, la mujer embarazada puede solicitar un diagnóstico prenatal para conocer la dotación cromosómica del feto en gestación.
Existen diversas pruebas, siendo las más frecuentes:
• Amniocentesis: prueba diagnóstica que consiste en la extracción, mediante una punción abdominal y a través del útero, de una pequeña muestra de líquido amniótico, que es el que rodea al feto durante toda la gestación. Esta prueba se suele realizar, para diagnóstico prenatal, preferentemente entre las semanas 15 y 16 de gestación. (Riesgo del 1% de pérdida fetal).
• Biopsia de corión: prueba diagnóstica mediante la extracción y posterior análisis de una pequeña muestra de tejido procedente de la placenta. La extracción se efectúa, ya sea por vía abdominal o vaginal, entre las semanas 10 y 13 de embarazo. (Riesgo del 2% de pérdida fetal).
• Screening bioquímico: prueba de despistaje, que tiene como finalidad la detección de aquellos embarazos donde existe un mayor riesgo de SD.

• No existe cura para el síndrome de Down. No hay certezas acerca de cómo prevenir el error cromosómico que provoca el síndrome de Down. Hasta la fecha, no existen razones para creer que el padre podría haber hecho algo para provocar o prevenir el nacimiento de su hijo con síndrome de Down. Sin embargo, una investigación reciente sugiere que algunas mujeres que han tenido un hijo con síndrome de Down presentaban una anomalía en la manera en que sus cuerpos metabolizaban (procesaban) el ácido fólico vitamina B. De confirmarse, este hallazgo puede ser incluso otra razón por la que todas las mujeres que estén por concebir deben tomar una multivitamina diaria con 400 microgramos de ácido fólico (del cual se ha demostrado que reduce el riesgo de algunos defectos congénitos del cerebro y la médula espinal).
• Algunos afirman que suministrar diferentes vitaminas en altas dosis a los niños con síndrome de Down mejora el rendimiento mental y reduce el retardo mental. Sin embargo, hasta la fecha, no se han realizado investigaciones médicas para comprobar que esto sea realmente así. Es importante que las nuevas familias hablen con el médico, con otras familias y con el Congreso Nacional de Síndrome de Down (National Down Syndrome Congress) con el fin de conocer a qué debe estar preparada ante la presencia del síndrome de Down y conocer las cosas que puedan resultarle útiles al criar un niño con síndrome de Down.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada